Showroom ZIMERIX

arquitecto:

Elisabet Ferrer

Josep Vila

cliente:

ZIMERIX, SL

situación:

C/. Nàpols 175. Barcelona

superfície:

140 m2

presupuesto:

120.000 €

proyecto:

2012

ejecución:

Pendent adjudicació

Las obras se sitúan en el interior de un local situado en planta primera que tiene una superficie interior útil aproximada de unos 140m2. El local tiene acceso desde el núcleo de comunicaciones interior del edificio donde está situada la escalera de un tramo y el ascensor.
El local actual es un espacio casi diáfano con una pequeña oficina en el acceso, una gran sala redonda de exposición, un despacho y un pequeño almacén y un aseo. El local dispone de una fachada en la calle Nápoles de 14 ml de longitud con 4 ventanas de gran tamaño que permiten la iluminación y la ventilación.
La intención del propietario es dar una nueva imagen más actual y moderna en el local.
El programa funcional o de necesidades del encargo está formado por:
-un despacho para 3 personas
-2  Salas de exposición de zapatos tipo showroom
-un almacén
-un aseo
-un recibidor
-un pequeño apartamento independiente con una cocina y un baño.
La propuesta sitúa el pequeño apartamento justo en el acceso aprovechando la única ventana que da al patio interior de manzana, y da preferencia en el despacho y el showroom que se abren hacia las 4 ventanas a la calle.
El showroom se organiza a partir de unos muebles-expositores que distribuyen el espacio creando diferentes zonas, siempre con una percepción general del espacio ya que estos no llegan al techo. El espacio se abre hacia la fachada a calle enfatizándose la área los grandes ventanales. El suelo, continuo, también se entrega en esta fachada a través de unos escalones del mismo material, que serán al mismo tiempo expositores.

Las obras se sitúan en el interior de un local situado en planta primera que tiene una superficie interior útil aproximada de unos 140m2. El local tiene acceso desde el núcleo de comunicaciones interior del edificio donde está situada la escalera de un tramo y el ascensor.El local actual es un espacio casi diáfano con una pequeña oficina en el acceso, una gran sala redonda de exposición, un despacho y un pequeño almacén y un aseo. El local dispone de una fachada en la calle Nápoles de 14 ml de longitud con 4 ventanas de gran tamaño que permiten la iluminación y la ventilación.La intención del propietario es dar una nueva imagen más actual y moderna en el local.El programa funcional o de necesidades del encargo está formado por:-un despacho para 3 personas-2  Salas de exposición de zapatos tipo showroom-un almacén-un aseo-un recibidor-un pequeño apartamento independiente con una cocina y un baño.La propuesta sitúa el pequeño apartamento justo en el acceso aprovechando la única ventana que da al patio interior de manzana, y da preferencia en el despacho y el showroom que se abren hacia las 4 ventanas a la calle.El showroom se organiza a partir de unos muebles-expositores que distribuyen el espacio creando diferentes zonas, siempre con una percepción general del espacio ya que estos no llegan al techo. El espacio se abre hacia la fachada a calle enfatizándose la área los grandes ventanales. El suelo, continuo, también se entrega en esta fachada a través de unos escalones del mismo material, que serán al mismo tiempo expositores.